Utilizamos cookies para ofrecer a nuestros usuarios una experiencia cómoda y segura de navegación. Al utilizar nuestra página web aceptas el uso de cookies - Más información - Aceptar.

Logotipo Asociación La Rioja Sin Barreras

Detalle de la noticia
04/08/17 - Informe del Observatorio de la Dependencia. Primer semestre 2017
Informe del Observatorio de la Dependencia. Primer semestre 2017
Estas son algunas conclusiones del Informe del Observatorio de la Dependencia correspondiente al primer semestre de 2017, analizando los datos oficiales de evolución del Sistema, así como los hitos en su desarrollo en este periodo, marcado por un rechazo frontal del Gobierno central a incrementar las partidas de gasto en los Presupuestos Generales del Estado, a pesar de las exigencias de los Partidos que han negociado su aprobación, y por la falta de resultados efectivos de las Comisiones y Grupos de Trabajo promovidas por el Ministerio. 
Un detalle más pormenorizado de la situación del Sistema permite ofrecer las siguientes conclusiones:
Se incrementa el número de atendidos, pero aun con una enorme lista de espera 
Desde mediados de 2012 hasta mediados de 2015 se produjo un dramático parón del SAAD; a partir de esa fecha se retoma un cierto crecimiento en cuanto a personas atendidas que, a 30 de junio de 2017, son 898.243, siendo el número total de personas dependientes reconocidas  
Siguen siendo miles los dependientes que fallecen sin recibir las atenciones que tienen reconocidas
Extrapolando la mortalidad de las personas en lista de espera en 2016 a los datos de 2017, se puede estimar que el número de personas fallecidas pendientes de recibir prestación, solo en el primer semestre del año asciende a 18.000, con la proyección de convertirse en más de 34.000 al final del presente ejercicio. 
La salida de las atenciones low cost 
Los crecimientos que se han dado en los dos últimos años tienen mucho que ver con las atenciones que podríamos denominas de “bajo coste” como la Prevención y Promoción de la Autonomía (en muchos casos), la teleasistencia (con un coste medio de 25€/mes) o las prestaciones económicas por cuidados en el entorno (cuya media mensual está cercana a los 300€ y bajando).  
Mientras casi 120.000 Grandes Dependientes o Dependientes Severos, que son los que requieren mayor atención y con mayor urgencia, la tendencia para la atención residencial es a la baja, e incluso en los primeros seis meses de 2017 se observa una pérdida de 370 prestaciones. 
Ello hace que la generación de empleo de la que el SAAD hace gala se ha frenado por primera vez en el 1º semestre de 2017. 
El ahogamiento de la financiación del Estado 
En el primer semestre del año el coste del Sistema ha ascendido a 3.700 millones de euros, es decir, solo 86 millones más que en el semestre anterior. El copago de los ciudadanos se mantiene en un 20,4% del total de gasto y el resto es asumido por las administraciones. La financiación finalista de la AGE en relación a la financiación autonómica sigue reduciéndose sensiblemente. 
Lo preocupantes es que la AGE mantiene los valores de financiación del nivel mínimo de 2012 (recortados por el RD-Ley de 13 de julio de 2012).